martes, 11 de septiembre de 2018

Poema “SEMBRAD” (por M. Cristina de la Cruz de Arteaga)






"Sin saber quién recoge, sembrad,
serenos, sin prisas,
las buenas palabras, acciones, sonrisas…
Sin saber quién recoge, dejad
que se lleven la siembra las brisas.
Con un gesto que ahuyenta el temor
abarcad la tierra,
en ella se encierra
la gran esperanza para el sembrador.
¡Abarcad la tierra!
No os importe no ver germinar
el don de alegría;
sin melancolía
dejad al capricho del viento volar
la siembra de un día.
Brindará la tierra su fruto en agraz,
otros segadores
cortaran las flores …
¡Pero habré cumplido mi deber de paz, mi misión de amores!”


Por ACT y la nueva etapa de mi vida.

jueves, 2 de agosto de 2018

La historia del imperio Jemer o Khmer



La etnia paleo-indonesia debió asentarse en el delta del Mekong alrededor del siglo II AC. El origen cultural que desarrollaron sus primeros asentamientos no tenía nada que ver con la región sino con los primeros intercambios comerciales que se dieron con comerciantes indios. Estas relaciones pioneras con la india no fueron únicas, los indios comerciaron por todo ek sureste asiático: Sumatra, Indochina, Malasia son ejemplos de estos pioneros encuentros que se datan entre el siglo I al III DC. Su influencia, hizo organizar rápidamente a estos asentamientos en federaciones comerciales que pronto se convirtieron en entidades políticas para defenderse, desarrollarse y coordinar el intercambias con los Indios. La influencia clave de estas relaciones no fue solamente económica sino cultural, la inclusión del hinduismo como religión, y en particular la corriente brahmanista, ya que son los brahmin, una de las castas más altas de la india la cual estaba destinada a salvaguardar la filosofía hindú, la que se estableció en el reino de Funan. El reino de Funan y mas tarde también el reino de Chenla son los antecedentes del imperio que conoceríamos como Jemer o Kmer, y ambos son descritos por de los embajadores Chinos. Está mitología hinduista y la filosofía Brhamin sería fuertemente acogida por las poblaciones del Mekong, y sería las base de su cohesión, otras adopciones directas son el sanscrito, que permitiría la organización administrativa de estos reinos.


El reino Jemer (657-1327) se inicia gracias al liderazgo de uno de los clanes interiores, de la mano de Jayavarman I, pero no es hasta la caída del Reino de Chenla cuando surge la oportunidad real de la creación de un imperio y un rey de reyes bajo la autoridad Real, esta oportunidad que culminaría toda su estructura política en la figura de Jayavarman II que gracias a los avance agrícolas, básicamente en canalizaciones para una mejor irrigación, donde conseguiría un gran superávit para costearse la expansión, y el inicio de la construcción de templos no solo para las deidades indias y más tarde para Buda sino para los propios monarcas, que convertiría en su capital en un centro de peregrinaje, convirtiendo Angkor en el mayor complejo religioso del mundo actual, cuya riqueza arquitectónica y escultórica es simplemente inimaginable.


La región se cohesiona y vive un esplendor entre el siglo IX hasta 1431, que es la fecha de la toma de Angkor por parte del Reino de Siam, durante estos siglos su estabilidad y prosperidad no solo hacen crear unas ciudades interiores únicas, aun hoy por descubrir arqueológicamente, sino otras ciudades que darán lugar a reinos independientes como Laos “el país del millón de elefantes” o centros como el propio Saigon, la actual Ho Chi Min. Seria en 1594 cuando los vietnamitas invadieran los territorios del Mekong, anexionándose estos territorios de los Jemer. Son en estas invasiones mas concretamente la de los Siam cuando los jemer, huyen al sur y crean la ciudad de Udom y Phnom Penh, quedando abandonada Angkor, tanto materialmente como históricamente, hasta el redescubrimiento ya en la etapa de la indochina francesa, que se inicia en 1863, con la entrada del arqueólogo Henri Mouot que inicia la investigación, restauración y protección del patrimonio artístico de la ciudad sagrada.



miércoles, 28 de febrero de 2018

Sobre la nobleza y el Señorio de Vizcaya


Hablar hoy de noblezas de sangre es hablar de cosas antiguas pues fue a partir de 1835 cuando se suprimieron las distinciones de nacimiento. Aun así, no deja de existir el pertenecer actualmente a un origen u a otro, aunque sea desde el prisma histórico, ni tampoco seguir los precedentes de legislación, jurisprudencia, usos y costumbres para convertirse en parte de este grupo; aportándose un cierto dinamismo a la nobleza no solo por nueva creación de la corona a través de títulos nobiliarios sino por la suma de los actos positivos de nobleza en un mismo apellido.


Si bien dejaron de existir los tribunales públicos encargados de estos temas con sus propios trámites, pruebas y garantías, los llamados “las Chancillerías”, siendo la de Valladolid la que se ocupaba de Castilla, Indias y obviamente la que nos trae al caso que es la de Vizcaya. Son hoy en día estos tribunales las propias Corporaciones Nobiliarias, Maestranzas y Órdenes de Caballería que a través de sus dictámenes formalizan y aceptan estas pruebas y muestras de nobleza. Lo que conlleva a muchos estudiosos del tema, genealogistas, a trabajar en los expedientes de cada apellido o varonía. Siendo representados por la real academia matritense de heráldica y genealogía.
Históricamente siempre fue un tema de suma importancia, si hoy es delito utilizar un título nobiliario por suplantación de persona, en otra época lo era el simple el uso indebido de un escudo de armas o blasón, puesto que este pudiera llevar exención de contribuciones a su poseedor, yendo por tanto su uso en falso en prejuicio de la corona y del fisco. Como nos podremos imaginar los pleitos eran costosos y la búsqueda de posesorias de hidalguía por actos de varonía, se hacían de la misma manera que actualmente. Buscando antepasados con cargos privativos de nobles, empleos distinguidos, solar conocido, uso de blasón, demostrar enterramientos propios de la nobleza o de exención de cuarteles y alcabalas propias del estamento. Si bien en Vizcaya la más común era de vecindad. Para aunar y sumar estos actos positivos de nobleza se debían y se deben sumar hasta tres pruebas en la misma línea recta de un apellido, buscando una por cada generación. Estos actos pueden también pueden ser por la suma de dignidades personales, como la de un militar condecorado o un alto cargo civil.
En el Señorio de Vizcaya, como en otros lugares se dio por parte de la corona un reconocimiento propio a la calidad de sus pobladores. Por tradición se dijo que Vizcaya nunca fue conquistada por Roma ni influida por los visigodos, por tanto se trataba de una diferencia única, además con la curiosidad de ser una raza única, con un idioma propio, primitivo y monosilábico, bien conservado y con tradiciones y costumbres, además de música y usos típicos, todos diferenciados y muy admirables. Su origen siempre fue incierto, se habla de su concomitancia con lugares muy lejanos (caucásico, bereber, vikingo, celta..) aun nos sabiéndolo si podemos afirmar su particularidad propia, diferente al resto de España, y decir que al no ser influenciados por nadie, lo que fueron y lo que son se lo deben a sí mismos.
Históricamente fue Señorío de Sancho el Mayor, dejado como testamento en 1035 a su hijo García y finalmente incluido en los fueros de los Reyes de Navarra, dándolo Alfonso VIII en 1200 como feudo y mayorazgo a Diego López de Haro, cuya descendiente acabaría de mujer del hermano de Pedro I de Castilla, el cual lo ocuparía e influenciaría con Castilla, al morir estos sin descendencia pasara el Señorío a Castilla con Enrique II y finalmente seria incorporado para siempre al Rey de castilla como un Señorío aparte en las manos de su hijo Juan I. Como imaginamos todos estos avatares dieron lugar a una admirable legislación y leyes derivadas de una organización nobiliaria. Por lo que se insta a denominarse solar único de nobleza, cuyos originarios son hijosdalgos de sangre, con privilegios, exenciones, preeminencias y libertades que su estado y calidad conllevara en todo el reino de Castilla, regidos primero por sus propios fueros. Siendo todos los habitantes del señorío iguales en su nobleza, no existiendo calidades o clases entre ellas debido a que nunca debieron su calidad a un monarca, ni a un señor, sino a su propia antigüedad. Si bien desde entonces existieron los naturales y los foráneos, los cuales cumplidos los requisitos (probar limpieza de sangre en su país de origen) ganaban su propia vecindad catalogándose como el resto.
Solo entonces como nobles podían ejercer cargos municipales, sus derechos de voto en los ayuntamientos y en sus encartaciones, esto significaba asistir a las juntas generales y ser propuestos como representes ante estas juntas, siendo nombrados apoderados para acudir a las juntas de Guernica y Avellaneda donde se trataban los temas importantes. Puesto que Vizcaya se basaba en un régimen de representación gradual y colectiva, con un gobierno de selección o “de los mejores”. El modo de realizarlo era sencillo, los concejos locales o ayuntamientos elegían un síndico procurador para que este ejerciera su representación en Guernica, y si era un pueblo dentro las denominadas encartaciones, primero iban a Avellaneda votaban y elegiría entre ellos representante para acudier a Guernica.
Si bien para puntualizar existía una especialidad que no diferencia entre ellos, eran los llamados cabezas de linajes antiguos, considerados como jefes militares de las familias, siendo estos consultados por el Señor de Vizcaya para asuntos importantes como la paz y la guerra. Siendo estos linajes de casa solariega tan importantes que aun si recaían en mujer, esta daba su apellido a su marido y a sus descendientes para no perder estas varonías. Curiosamente los apellidos vascos tenían siempre traducción en referencia con el solar o lugar de origen, buscando características de animales o plantas de donde provinieran. La nobleza vasca tuvo una preminente importancia y presto siempre servicios a la patria como bien muestran los hechos del descubrimiento.
Antiguamente la pertenencia a esta institución social, conllevaba obligaciones pero en contrapartida honores, distinciones, preeminencias y prebendas, como la de ejercer cargos públicos, ser representante o votar por ello, hoy en día simplemente conlleva la obligación de comprender la dignidad que es formar parte de la historia de España y en este caso de vascongadas, donde su recuerdo obligue a un comportamiento que tienda a la ejemplaridad y a la exigencia personal para una influencia positiva a nuestro alrededor. Muchos genealogistas infieren en los linajes para relacionarlos con hechos históricos concretos, intentando comprender que les llevó a aquellas personas a realizar tales actos de entrega, ventura y honor.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

El principado de la Fortuna y las islas canarias (segunda parte)

Puerto de Sta. Cruz
Lo primero a tratar en la historia de las islas es su importancia de control marítimo, estratégico para el atlántico, parada obligada no solo del este al oeste, sino del norte al sur, por ello han sido atacadas innumerables veces. Empezando por el famoso Drake que fue rechazado en Gran Canaria en 1595 con la perdida de 4 oficiales y 200 hombres, así como el ataque de la escuadra holandesa dirigida por Vander Doez, en la que se perdieron 2,000 hombres, la mayoría milicianos. Tal riesgo obliga a la corona a instaurar un Capitán General con plenas facultades, a fin de reaccionar sin dilación ante cualquier asunto, muy en contra como es lógico de las autoridades locales conocidas como la Audiencia, que consiguió en cambio tener su propio tribunal y tres magistrados. Las islas fieles a Felipe V lo demuestran en la lucha contra el almirante ingles Genings que consiguen rechazar en Tenerife. De nuevo a final del siglo vuelven a ser atacados por los ingleses, en esta ocasión hacen capitular al mismo Nelson, el cual pierde el brazo, tan admirable hazaña fue realizada por el general Gutiérrez, un veterano que ya había luchado contra ellos en la toma de Malvinas y de Menorca; poco ensalzado como a todos nuestros héroes.
Vegueta
Sobra decir que desde las islas partieron todas las expediciones a las Indias, y se hicieron grandes fundaciones por isleños como la de Montevideo. Por lo que las Afortunadas fueron siempre lugar de tránsito y de forasteros, de ahí los consulados que se conservan en las islas en representación al puerto de la Luz y el de Sta. Cruz. Con gran influencia inglesa y holandesa.
Para seguir con la historia de las islas, en el cambio constitucional se da fin como en el resto de España a los señoríos jurisdiccionales, las islas abolen definitivamente las facultades que se mantenían sobre todo en las islas menores de nombrar alcaldes.

casa del Castillo
Sobre sus gentes, las sociedades de la Laguna y de la Orotava en Tenerife, junto con la de las Palmas en Gran Canaria han vivido ajenas e independientes unas de otras, hasta finales del XIX donde se mezclan estudiando los jóvenes en Las Palmas y las niñas en los internados de Tenerife. Es con Alfonso XIII cuando Las Palmas consigue ser al fin capital de provincia, hecho aún muy recordado por los canarios por la rivalidad que hay de tras fondo entre ambas islas. Las sociedades de ambas son de familias todas antiguas, la mayoría provenientes de los propios conquistadores. Tenerife al llover más y con mejores tierras atrajo en los repartos iniciales a los más principales, su sociedad se mantuvo más cerrada y endogámica, conociéndose de allí a las famosas trece o catorce familias: cuatro de la Laguna, las más importantes, y las nueve de la Orotava, todas con grandes apellidos que fueron casi todos titulados a lo largo de la historia: Nava y Grimon, los Ascanio, Salazar, Montemayor, Sotomayor, Benítez de Lugo... Mientras que en La Gran Canaria, ciudad más cosmopolita y Burguesa solo hubo dos títulos, a parte de los Benítez de Lugo de Tenerife que acabaron en Arucas por matrimonio, estos dos fueron de los del Castillo, divididos en dos ramas, la principal que sería la de Castillo Olivares, siendo el mas importante el ministro de la Regencia, León y Castillo nombrado marqués de Muni y responsable de nuestra entrada e Marruecos. Y una segunda rama, la del Castillo que sería condado de la Vega Grande de Guadalupe, siendo esta la que heredaría por el apellido Amoreto la zona sur de la isla, finca que va desde los pueblos de Vecindario hasta Mogán, hoy reino de turistas antes simplemente de ganado; por último, no dejar de nombrar a otra gran familia de origen castellano y de la conquista, que es la de los Manríquez de Lara.
barranco en Tenerife, barrio antiguo y Biblioteca

Como buenos isleños el tiempo corre de otra manera, y la música sigue sus valles, como venas a la montaña. En artes han dado escritores, compositores, y sobre todo mucho escultor. Su arquitectura da muestra del contagio a Hispanoamérica, sus casas enmarcadas en piedra negra las hace cuanto menos únicas. Al Canario le gusta su tierra y las mujeres son guapas. El sistema de las autonomías les ha generado grandes estímulos, aunque por el otro lado hace que los jóvenes no estudien siempre en la península con el contagio que conlleva, si bien, el viajar está al alcance de todos. Canarias vive un momento expansivo, los acuerdos del cabildo con el PP han logrado nuevas subvenciones que harán crecer empresarialmente a las Islas, nada nuevo puesto que siempre han tenido exenciones fiscales ya desde la época de los Austrias cuando en 1528 no pagaban alcabalas sino solo unos bajos tributos por importación y exportación.

Barrio de San Francisco en Telde

Me gusta Canarias, aunque como lugar de paso existe la veleta.

martes, 28 de noviembre de 2017

El principado de la Fortuna y las islas canarias (primera parte)

Las islas canarias se conocen desde los tiempos antiguos, no solamente por ser descritos por Plinio, o Plutarco, ni porque el rey Juba II de Mauritania explicara al emperador Octavio Augusto las historias de aquellas islas llamadas “las Afortunadas”, sino porque ya existían en los mapas de Tolomeo, y estos provendrían de los conocimientos de las rutas fenicias y cartaginenses en las navegaciones que hicieran los primeros desde la ciudad de Gadir. También y por nombrarlo, podríamos decir que existe otro origen, él mitológico, el de las siete islas llamadas “las efemérides”, hijas de Neptuno, en donde Atlas pudiera fundar mas allá de las puertas de Heracles, la Atlántida, descrita por Platón de entre las conversaciones de Timeo y Criteas el viejo.


Si bien, no conocemos como fue la colonización de las islas y las repoblaciones que debieron tener entorno a la primera mitad del primer milenio A.C. podemos afirmar que arqueológicamente se han encontrado ánforas de estilo púnico en asentamientos de Hierro, Palma y Tenerife; y aunque las pruebas confirman estas influencias sabemos que las primeras oleadas vendrían en todo caso del norte de África de la zona bereber en donde existen influencias y pruebas concretas.

Si bien la historia oficial se inicia con la Conquista occidental. Desde Aviñón Luis de la Cerda es entregado el derecho de la conquista de las islas y nombrado príncipe de estas en 1344 por el mismo Papa, aunque él nunca llegaría a ir, si se mandó una relación de misioneros y hasta un obispo “el de la fortuna” que llego a la isla de la Gran Canaria donde hiciera un asentamiento cerca de Telde en 1351. Pronto el primer conquistador aparecerá en escena; Jean IV de Bethencourt de Normandía y su socio La Salle que no sería reconocido con ningún derecho, fundarían Betancuria en Fuerteventura, siendo este mismo Juan IV el que le ofreciera en vasallaje de la conquista a la regente de Castilla, Catalina Lancaster madre de Juan II, a cambio de nombrarle señor de las islas y la quinta parte de los productos exportados. En las guerras de Inglaterra y Francia en Normandía, Bethencourt se convierte en vasallo de Inglaterra y vende la donación del señorío de las canarias al II conde de Niebla en 1418. El cual la revenderá a su vez, en 1420 a Alfonso de las Casas, sucediendo su hijo Guillen y luego su nieto Guillen Peraza de las Casas como señores de las islas, este último morirá en la conquista de la Gomera siendo su heredera, su hermana que hubo de casarse con Diego de Herrera, que serán nombrados condes de la Gomera dotándoles de rentas, a cambio de la cesión de los derechos a la corona que vio peligrar la situación de Castilla ante un desembarco Portugués en el puerto de las Nieves al norte de la isla de gran canaria, tomando desde entonces (1478) las riendas de la empresa y su conquista por el Capitan Vera. Siendo en 1494 por el capitán Fernández Lugo la de Tenerife, que fue vencido en un primer momento con la pérdida de 900 hombres, pero que fue logrando su victoria hasta ser definitiva en 1496. Fundando la ciudad de la Laguna.
Los cronistas de la conquista describirán los reinados de los aborígenes, y detallaran las estructuras sociales, tribunales, propiedades, noblezas y los reinos: dos Guanartemes (reyes de gran canaria) y los nueve Menceys (reyes en Tenerife), estos últimos hijos de un primer gran Mencey llamado Tinerfe que gobernó la isla igual que su padre totalmente en unidad.

Aunque la historia les cataloga de pueblos Neolíticos por no tener metales, lógicamente son islas volcánicas, se las considera avanzadas al conocer la escritura. Un punto interesante es que hubieran olvidado la navegación, lo cual las hace desarrollarse independiente de cada una de las otras islas.
Se dice que los conquistadores acabaron con los conquistados si bien, los estudios de ADN demuestran lo contrario, en las islas menores solo un 25% de la sangre es aborigen mientras que en las grandes llega hasta un 50% de orígenes pre-castellanos. 

jueves, 28 de septiembre de 2017

Canaleto en el Reino Unido

Sta maria
Es de esos artistas que conoció el éxito en vida, se puso verdaderamente de moda, y el mismo se dio cuenta de lo que el mercado pretendía de su obra, así que se centró en dar lo que necesitaba su público un trozo, un recuerdo de Venecia a toda una elite de corriente europeísta que hubo en Inglaterra, conocida como el Grand Tour.

Realmente el que anduvo detrás de este éxito fue Joseph Smith, un cónsul británico en la Venecia de la época que empezó a tratar con estas obras en Inglaterra. Ambos forjarían una amistad que mantuvieron y la cual  duraría toda la vida, tanto es así que hasta Joseph le propuso a Canaleto irse a Londres a vivir, durante los años en que las guerras continentales impidieron a los ingleses viajar del gran tour a Venecia. Canaleto se quedó 9 años en tierras inglesas, y fue a su vuelta en 1756 a Venecia cuando con un ya asentado prestigio internacional recibió silla en la academia veneciana.

El gran Canal en 12 cuadros
En los años de Inglaterra, vendería a los grandes duques sus piezas sobre Venecia, como los seis magníficos cuadros de d. Hertfort, hoy en la Wallace colección. También tuvo encargos como el pintar la casa de Northumberland en Londres, hoy derruida; o aquel maravilloso cuatro que representa la salida oficial por el Támesis con todas las barcas, y siguiendo el modelo vedutista en el cual se había formado por su maestro Pannini, que trata de grandes paisajes y ruinas clásicas, pintaría la misma campiña inglesa. Aunque todos ellos no son los precursores del impresionismo si se puede decir que son los primeros en salir formalmente de los estudios y pintar con caballete en mano al aire libre. Po ultimo hay que contar que su marchante colocaría grandes conjuntos al d. Bedford, hasta 24 piezas que hoy cuelgan del comedor de su casa en Woburn abbey, y por ultimo la gran venta que este le hizo de toda su colección de canaletos a Jorge III que hoy cuelgan y forman parte del patrimonio real de Buckingham.

De ahí que todos hayan mantenido en tiempo y forma las obras del pintor, siguiendo su publicidad de cerca, y nunca permitiendo que el valor desde este cayera sino que se sostuviera o subiera.. todos tienen mucho en juego.


Comedor de Woburn abbey

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Los tapices de Infantado: Pastrana

El pendon Real de Alfonso V 
A menos de una hora y media de Madrid se esconde una joya, una de tantas joyas que se pierden en la historia de los tiempos.

Se trata de los tapices de Pastrana, que llegaron a manos de los duques del Infantado o como regalo por parte de la Casa Real Portuguesa al cardenal Mendoza, o como botín de guerra en la batalla de Toro, opción que tiene más sentido. Sea como fuere, los tapices llevan casi cinco siglos, desde 1532, en la Alcarria y fueron donados por los IV Duques a la colegiata de la villa para darle prestigio a su fundación. Son considerados los mejores del siglo XV todavía góticos, y fueron realizados en los talleres flamencos de Torunai. 


Los tapices narran las conquistas de Arcila y Tánger en 1471, más bien solo de Arcila, puesto que Tánger se rindió al conocer la sangrienta batalla de Arcila en la costa atlántica de África, un complicado desembarco, que acabo en un cerco protector a una ciudad bien amurallada. En el tapiz se ven ciudades de estilo Europeo, que dista mucho de lo que debieron ser en realidad, pero no es mas que la forma de explicar a través del carácter simbólico de un mensaje fácil de asimilación de una gesta que por lo menos da posición. Siendo por cierto, de las primeras temáticas militares en vez de religiosas de los telares Flamencos.

Esta es una prueba de nuestra presencia en África, digna de elevarla a mito. Y así se hizo a través de esta cruzada, donde las historias se suceden a través de cada uno de los tapices. Dando carácter a cada una de las historias que acontecen con el mayor de los detalles donde cada gesto de los personajes se explica, desde una muerte trágica siendo degollados o ahogado por el desembarco hasta las familias que huyen de la ciudad. Busca explicar la imagen de poder y gloria de los signos reales, al estilo alejandrino, rey Alfonso V y de su hijo y futuro Rey Juan .

El principe Juan atacando Alcira
Primer Tapiz Desembarco de Arcila
Aprovechando las guerras civiles entre las propias ciudades árabes, la expedición de Alfonso parte de Lisboa a la cruzada. La pérdida de hombres ante el mar embravecido y el ataque por ambos flancos de cada frente dirigida por padre e hijo este último escoltado por Duarte de Almeida.

Segundo Tapiz Cerco de Arcila
Empalizada a modo de cerco para prevenir ataques del exterior el príncipe y el rey acaudillan las huestes a cada lado, entran triunfantes con caballería y artillería sitiada por tierra y mar.

Tercer Tapiz Asalto de Arcila
Asedio de cuatro días a la ciudad, escalas de madera y una gran defensa, hasta la caída del muro y ataque, izada de bandera blanca por su alcaide, armisticio guiado por el conde de Monsanto. Entran por la brecha de la muralla y abren por fin las puestas para la entrada de los vencedores.

Cuarto Tapiz la toma de Tánger
El rey se encuentra sitiando Fez, pero Tánger al conocer la noticia de la sangrienta toma de Arcila se rinde, no hay gloria en su conquista más un acto administrativo del que dará cuenta el duque de Braganza a la capitulación de la ciudad, salen los tangerinos con sus familias y bienes de la ciudad.